Buscar

Violencia en la pareja

Iniciamos una pareja con el anhelo de ser amados, comprendidos, escuchados. Sin embargo, cuando menos lo esperamos, nos descubrimos inmersos en una relación de dolor, de celos, posesividad, acompañada de violencia, con una profunda necesidad de no querer ver lo que sucede, de negar lo que está pasando, ya que el derrumbe que está por venir.



Uno lucha por no ver, por no saber, pese a todo hay algo dentro de nosotros nos avisa, nos toca la puerta; con gripes, dolores de cabeza, diarrea, insomnio o llanto injustificado. Es en ese momento donde debemos poner atención y pedir ayuda, reconocer que estamos sufrimos pasivamente es el primer paso para curar esas partes dañadas que nos llevan a permanecer en vínculos destructivos, tóxicos, que merman nuestra vida.

Si bien es cierto, que tomar la decisión de cortar una relación nociva es un camino doloroso, y lleva tiempo, pero es posible lograrlo, iniciando un proceso terapéutico que te llevará a encontrar mejores formas de vincularnos con los demás y con nosotros mismos.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo